Blue Ice Kume 30

hace 7 meses

VentajasBolsillo para avalanchas, Múltiples opciones para esquís, Cómoda

InconvenientesPeso, Boca estrecha

FabricanteBlue Ice

CategoríaMochilas

Actividades Alpinismo

Peso 5
Ratio Peso/Volumen 5

Resistente, simple y aunque no extremadamente ligera, la Kume es una mochila de Blue Ice, marca afincada en Chamonix, que nos dejó un sabor agridulce. Con dos tamaños disponibles, 30 y 38 litros, nos ha encantado su comodidad y versatilidad a la hora de colocar los esquís, así como su sistema de cierre mediante una tapa, que permite un rápido acceso al interior de la mochila.

Loading...

Cargando datos...

Sus numerosos detalles muestran que se trata de una mochila pensada para el esquí-alpinismo actual, pero aunque una gran mochila, no podemos dejar de mencionar varios puntos que no nos han gustado, como el bolsillo lateral a veces imposible de utilizar o lo estrecho de la boca de la mochila. Con todo, es una gran mochila para usuarios que buscan algo técnico y versátil, destinado al alpinismo y esquí de montaña.

Versatilidad

Aunque Blue Ice fabrica esta mochila en dos tamaños, 30 y 38 litros y nosotros hemos probado la primera, las características son similares, con la salvedad del tamaño. Hemos comprobado que los 30 litros son suficientes para actividades de un día de esquí-alpinismo.

El compartimento principal de esta mochila, es accesible desde la parte superior así como mediante una cremallera lateral que recorre la mochila desde arriba hasta abajo, sin embargo esta cremallera está pensada para acceder a la parte inferior de la mochila y no recorre todo el lateral, con lo que utilizarla para coger cosas colocadas en la parte superior a veces no es posible. No hubiera estado mal una cremallera más larga. En el compartimento principal, el fabricante ha colocado un separador para crear dos espacios individuales, uno accesible por la parte superior y otro por la cremallera lateral. Este separador es posible no utilizarlo, ya que se fija mediante unos tridentes, sin embargo no es posible retirarlo del todo. Así, podemos utilizar la mochila como un solo espacio, o separar la parte inferior de la superior, y crear un hueco para los crampones y pieles o para una cuerda. Si lo que queremos llevar en el compartimento inferior es una cuerda ya preparada para su uso, tenemos un bucle en el interior para anclar el final y si dejamos la punta fuera, sacándola por la cremallera, esta cuenta con un sistema de bloqueo que mantiene el carro en el sitio, sin abrirse ni cerrarse.

La cremallera lateral, aunque cómoda para coger cosas de la parte inferior de la mochila, no recorre todo el lateral, con lo que objetos colocados en la parte superior no seremos capaces de cogerlos.
La cremallera lateral, aunque cómoda para coger cosas de la parte inferior de la mochila, no recorre todo el lateral, con lo que objetos colocados en la parte superior no seremos capaces de cogerlos.

La mochila, por la parte superior se cierra mediante un cordón con un tanka y una tapa con una correa, un sistema igual al que vemos en otras mochilas como la Blitz 28 de Black Diamond o la Warthdog también de Blue Ice. Este sistema de cierre es cómodo de manipular incluso con guantes y la tapa también ofrece la posibilidad de llevar una cuerda. No obstante, cuando llevamos la mochila bastante llena, la tapa de cierre no acaba de cubrir bien la parte superior de la mochila, por lo que en actividades en las que está nevando acaba entrando nieve en la mochila.

Cuando llevamos la mochila bastante llena, la tapa no cierra completamente la mochila con lo que si está nevando se nos introducirá nieve.
Cuando llevamos la mochila bastante llena, la tapa no cierra completamente la mochila con lo que si está nevando se nos introducirá nieve.

También cuenta con un bolsillo dedicado para el material de seguridad en avalanchas. Este bolsillo, cerrado mediante una cremallera y a su vez por la tapa de la mochila tiene espacio para el mango de la pala, la pala y la sonda, aunque también seremos capaces de meter una sierra o las pieles. Sin embargo, no nos ha gustado que para acceder a él sea necesario primero abrir la tapa de la mochila y después la cremallera. Estos bolsillos tienen la finalidad de llevar el material organizado así como garantizar un rápido acceso, son elementos que cuando los necesitamos, su acceso debería de ser lo más rápido posible. Este bolsillo quizás debería de estar en la parte externa de la mochila, cerrado tan solo con la cremallera. Además, si llevábamos la mochila bastante llena, algunas palas, debido a su forma, cuesta sacarlas del bolsillo ya que se enganchan en la tela. Este bolsillo no nos acabó de convencer del todo.

El práctico bolsillo para el material de avalanchas permite llevar pala y sonda e incluso sierra u otros objetos como arnés ligero.
El práctico bolsillo para el material de avalanchas permite llevar pala y sonda e incluso sierra u otros objetos como arnés ligero.

También cuando llevamos el material de avalanchas en su bolsillo, este material le confiere rigidez a la parte frontal de la mochila, lo que junto a la propia rigidez de la espalda, hace que la boca de la mochila no se abra bien, con lo que nos quedamos con una abertura bastante estrecha e incluso a veces incómoda para introducir o sacar cosas, y este es uno de los aspectos que menos nos gustaron de esta mochila, el pequeño tamaño de su boca superior.

La boca de la mochila es bastante estrecha, en la imagen la comparamos con una botella tipo Nalgene de 1 litro.
La boca de la mochila es bastante estrecha, en la imagen la comparamos con una botella tipo Nalgene de 1 litro.

Blue Ice ha desarrollado esta mochila para el esquí, y eso se nota en las múltiples y cómodas formas de transportar los esquís. Si no queremos sacarnos la mochila podemos colocarlos en modo competición, mediante el bucle colocado en la parte inferior y la correa oculta en la hombrera izquierda. Este modo de transporte de esquís es muy cómodo de utilizar.

Blue Ice ha diseñado cuatro modos para transportar los esquís, de izquierda a derecha: Modo competición, en
Blue Ice ha diseñado cuatro modos para transportar los esquís, de izquierda a derecha: Modo competición, en "A", en diagonal a la mochila y en diagonal a la hombrera.

Además existen otras posibilidades para colocar los esquís, estas ya sí, sacándose la mochila: en "A" utilizando las cintas laterales, en diagonal moviendo el bucle inferior de sitio y colocando la correa de la hombrera en la parte superior de la mochila o en diagonal con la correa en la hombrera. Nos ha gustado que existan diferentes posibilidades para transportar los esquís y la posibilidad de mover tanto el bucle inferior como la correa de la hombrera para poder adaptarlo a las preferencias de cada, sin embargo no nos ha gustado uno de estos sistemas de transporte ya que hemos tenido varios problemas. Cuando llevamos los esquís en diagonal con la correa en la hombrera, con el movimiento, los esquís se inclinaban hacia la izquierda quedando demasiado ladeados y sobre el hombro.

Si llevamos los esquís en diagonal con la cinta en la hombrera estos se vencen mucho hacia el hombro quedando incómodos. Definitivamente, este modo de transporte no nos convenció.
Si llevamos los esquís en diagonal con la cinta en la hombrera estos se vencen mucho hacia el hombro quedando incómodos. Definitivamente, este modo de transporte no nos convenció.

A la hora de transportar los piolets, existen dos pequeñas piezas metálicas con un elástico que se introducen por alguno de los agujeros de la cabeza o la hoja del piolet y un velcro en la parte superior. Pero el sistema de transporte de piolets que verdaderamente nos gustó fue el que Blue Ice ha colocado en los laterales del bolsillo para el material de avalanchas. Dos pequeños agujeros por los que introducimos el mango del piolet, que queda sujeto mediante la tapa de la mochila. Estos agujeros están abiertos por la parte inferior para no tener que preocuparnos de pincharlos con el piolet. Además este modo nos permite sacar el piolet con la mochila puesta.

En la Kume 30 tendremos dos opciones para llevar el piolet, el método
En la Kume 30 tendremos dos opciones para llevar el piolet, el método "clásico" en la imagen de la izquierda y colocado al lado del bolsillo de avalanchas de donde podremos cogerlo sin sacarnos la mochila (imagen de la derecha).

Al igual que con la mochila Warthog, Blue Ice incorpora un portacascos en la parte exterior, sin embargo su uso es incómodo si llevamos piolets, ya que el enganche de este portacascos, mediante cuatro ganchos de plástico, se realiza en el mismo sitio donde se enganchan los piolets. Además nos hubiese gustado que fuese fijo por algún extremo para evitar la posibilidad de perderlo. En varias ocasiones, sin tener el casco colocado, lo encontramos colgando de solo uno de los enganches; o ya de ser móvil, tener la posibilidad de colocarlo en la parte superior de la mochila. Por otro lado, si transportamos los esquís de manera diagonal no podremos utilizar el portacascos de una manera cómoda ya que los esquís van cruzados sobre la mochila.

El accesorio para llevar el casco es cómodo, y nos permitirá utilizarlo en otras mochilas ya que no es fijo.
El accesorio para llevar el casco es cómodo, y nos permitirá utilizarlo en otras mochilas ya que no es fijo.

El uno de los laterales, como hemos dicho existe una cremallera para acceder al interior. En el otro, hay un bolsillo grande, de la mitad de la longitud de la mochila aproximadamente, pero que hemos notado que cuando llevamos la mochila llena, este bolsillo se vuelve casi inutilizable ya que no expande hacia el exterior sino hacia el interior, con lo que podremos colocar un gorro, o la crema de sol, pero no objetos más voluminosos como una funda de gafas o una botella.

Aunque seremos capaces de llevar los esquís en diagonal y colocar el casco por encima, no acaba de quedar bien del todo ya que las fijaciones del esquí molestan a la hora de colocar el casco. Además con los movimientos de los esquís al caminar no sabemos como acabará el casco y el portacascos.
Aunque seremos capaces de llevar los esquís en diagonal y colocar el casco por encima, no acaba de quedar bien del todo ya que las fijaciones del esquí molestan a la hora de colocar el casco. Además con los movimientos de los esquís al caminar no sabemos como acabará el casco y el portacascos.

También existe otro bolsillo en la parte interior, pegado a la espalda en el que podremos guardar objetos como el móvil, llaves, gafas de sol, etc., sin embargo este bolsillo no es tan práctico como los bolsillo externos, ya que tenemos que abrir la mochila y sacar los objetos de la parte superior para poder acceder a él. También en el interior, está la estructura metálica de la espalda, con posibilidad de quitarla así como un enganche para la bolsa de hidratación junto a una salida para el tubo en la parte superior central de la espalda. En la parte exterior, la espalda de la mochila no tiene ningún canal de ventilación, e incluso en invierno, esto no ayuda a evitar la sudoración.

En el cinturón lumbar existe un pequeño bolsillo con cremallera en un lado con posibilidad de meter barritas, crema de sol, etc., aunque no un smartphone actual, quizás algo más de tamaño hubiese estado bien. En el otro lado hay un portamaterial.

En la cintura el fabricante ha colocado un bolsilo en el lado derecho y un portamaterial en el izquierdo. No hubiera estado de más un bolsillo tambien en el lado izquierdo y el portamaterial en la parte inferior.
En la cintura el fabricante ha colocado un bolsilo en el lado derecho y un portamaterial en el izquierdo. No hubiera estado de más un bolsillo tambien en el lado izquierdo y el portamaterial en la parte inferior.

Comodidad

Las hombreras acolchadas de esta mochila, así como su excelente cinturón lumbar, hacen que sea muy cómodo su uso incluso con peso o con los esquís colocados en la mochila.

El uso de esta mochila con guantes, para abrir y cerrar cremalleras o el compartimento principal es cómodo, pero el enganche de la correa de la hombrera para los esquís es un poco pequeño para su uso con guantes y entre los esquís que se quieren caer, los guantes y el bucle que es pequeño, cuesta un poco engancharlo.

Nos ha gustado el que la cinta para transportar la cinta se guarda en un bolsillo, sin embargo, el bucle metálico es un poco pequeño para su manejo con guantes.
Nos ha gustado el que la cinta para transportar la cinta se guarda en un bolsillo, sin embargo, el bucle metálico es un poco pequeño para su manejo con guantes.

La espalda de la mochila, salvo el tema comentado de la falta de ventilación es cómoda, aislando de los objetos que llevamos dentro. Sin embargo con la mochila llena, la espalda tiende a quedarse abombada hacia el exterior y aunque no llega a ser incómodo si que se nota raro.

Durabilidad

Blue Ice ha fabricado esta mochila con un Nylon Ripstop de 210 deniers, ligero y bastante resistente. Al ser una mochila para esquí, que no va a sufrir tanto el roce contra la roca como una mochila de escalada o de alpinismo puro, este es un tejido lo suficientemente resistente a la vez que ligero.

Tras una temporada completa usando esta mochila, el tejido no muestra signos de desgaste excesivo. Los laterales, en los puntos de roce con los esquís están en perfecto estado, así como el resto de partes de la mochila. Aunque el tiempo lo dirá, no tenemos nada que objetar actualmente a la durabilidad de esta mochila.

Peso

Esta mochila tiene un peso de 1185 gramos según indicación del fabricante, no se trata de una mochila de esquí de las más ligeras, sobre todo cuando actualmente existen mochilas de competición de menos de 500 gramos con una capacidad similar. Pero no debemos de olvidar que esta es una mochila orientada al esquí-alpinismo con unas características salientables y que pueden compensar el mayor peso.

Loading...

Cargando datos...

¿Te ha resultado útil esta información?

AVISO: Este producto ha sido adquirido en una tienda, igual que puede hacerlo cualquier otra persona. El fabricante no ha influido en el resultado del análisis publicado.

Comentarios

    Loading...

    Cargando comentarios...