DMM Ceros

hace 2 años

VentajasImbatible como mosquetón anti-giro, excelente cierre

InconvenientesPoco versátil, pesado

FabricanteDMM

CategoríaMosquetones con seguro

Actividades Escalada deportiva, Escalada en pared

Peso 3

El Ceros de DMM es un mosquetón basado en su hermano el Rhino, pero con una pestaña abatible que lo convierte en un mosquetón en el que es prácticamente imposible que un asegurador de frenado asistido trabaje en la dirección incorrecta. Los mosquetones están diseñados para tener su mayor resistencia cuando la carga se produce en la dirección del eje mayor, llegando a perder un 60% de resistencia cuando la carga se produce en otras direcciones. Es ahí cuando los mosquetones anti-giro cobran su importancia. DMM ha desarrollado un mosquetón con dos virtudes, es anti-giro y a su vez es direccional. Con el pequeño cuerno, que también tiene el Rhino, junto a la pestaña abatible, los aparatos que utilicemos no se pueden desplazar de su emplazamiento óptimo. Además, a diferencia del mosquetón Rhino, tambien de DMM, su trabajo también es correcto con aseguradores-descendedores como el ATC o el Reverso.

Loading...

Cargando datos...

Forjado en caliente, este mosquetón está fabricado con un perfil en forma de H salvo en la parte de paso de la cuerda, en la que el perfil es redondeado. Su resistencia con el gatillo cerrado es de 25 kN, que se reduce a 7 kN cuando las cargas son transversales, aunque este es un aspecto que con este mosquetón no debería de preocuparnos, ya que es casi imposible que esto ocurra.

Uso

Añadiéndole el cuerno y el gatillo, DMM ha conseguido el mosquetón perfecto para usar con aseguradores de frenado asistido o aparatos con orificio de conexión que no queremos que se muevan de su emplazamiento óptimo.

Este mosquetón evita que dispositivos como el Gri-Gri puedan desplazarse, a un lado se encuentran con el cuerno, que impide su paso hacia el eje mayor, por el otro lado el cierre del mosquetón hace tope. Es imposible que el Gri-Gri se desplace fuera de su zona de trabajo. En el otro extremo del mosquetón la pestaña abatible evita que el anillo ventral se salga de su zona de trabajo. Utilizando un dispositivo como el Gri-Gri, que las cargas en este mosquetón se produzcan de manera transversal es del todo improbable.

Cuerno del mosquetón que impide que el Gri-Gri se pueda desplazar de su posición
Cuerno del mosquetón que impide que el Gri-Gri se pueda desplazar de su posición

Un problema que presenta este mosquetón, y que ya existía con el mosquetón Rhino también de DMM, se produce cuando utilizamos aseguradores-descendedores como el ATC o el Reverso. Si liberamos la tensión del descendedor, a veces este se coloca sobre el cuerno, en un mosquetón normal al volver a cargar el peso el descendedor se desplaza hacia su zona de trabajo, sin embargo, en este mosquetón el cuerno impide que se coloque en su sitio. Esto no es algo que haya pasado muy a menudo, sin embargo si que ha ocurrido utilizándolo en alguna maniobra de autosocorro. No obstante aún situado ahí el descendedor, al tener la pestaña abatible que limita los movimientos del anillo ventral, la carga se sigue realizando de manera bastante correcta.

El Ceros también puede utilizarse junto a un asegurador-descendedor, aunque si liberamos la tensión el cuerno puede llegar a molestar
El Ceros también puede utilizarse junto a un asegurador-descendedor, aunque si liberamos la tensión el cuerno puede llegar a molestar

La pestaña de este mosquetón se abre hacia el interior de la zona del trabajo, colocar el mosquetón en el arnés es realmente cómodo, tan solo tenemos que introducir el mosquetón en el anillo ventral del arnés y pegar un tirón, se coloca automáticamente. Además al abrir hacia la zona de trabajo (zona del anillo ventral en este caso), y no al revés, se evita que la pestaña pueda abrirse si el mosquetón se coloca de lado. Con mosquetones en los que la pestaña se abre hacia "arriba" (sentido opuesto a este mosquetón de DMM) el anillo ventral puede llegar a salirse. Incluso cuando estamos asegurando y colocamos este mosquetón en el anillo ventral, si nos olvidamos de pasar el anillo ventral a través de la pestaña, con el primer tirón, se colocará correctamente.

Por contra, al tener la pestaña anti-giro no es un mosquetón tan versátil como pudiera ser el Rhino de DMM si hablamos de mosquetones anti-giro. Debido a que el cuerno impide que el GriGri gire, sólo puede colgar de una manera en el portamaterial del arnés. Mientras lo cogemos, tenemos que tener cuidado de que no se nos caiga el dispositivo. Este es uno de los pocos inconvenientes que este excelente mosquetón tiene.

El cuerno del mosquetón dificulta el colocarlo en los portamateriales
El cuerno del mosquetón dificulta el colocarlo en los portamateriales

Aunque la mayor parte del mosquetón está fabricada con un perfil en forma de H, la zona de paso de cuerda, es redondeada, resultando realmente cómodo rapelar o asegurar con Reverso. Estó también nos garantiza una, seguramente mayor, durabilidad.

Este quizás sea el mejor mosquetón que existe actualmente en el mercado para asegurar con un Gri-Gri o utilizar otros dispositivos similares.

Cierre y seguridad

Podemos encontrar este mosquetón con tres tipos de cierre: manual, automático con doble bloqueo (Kwiklock) y automático con triple bloqueo (Locksafe). El cierre de este mosquetón es suave y cómodo de abrir y cerrar, tanto en su versión manual como en su versión automática (Kwiklock), el cierre automático con triple bloqueo no hemos podido probarlo, pero seguro que siendo fabricado por DMM funcionará de una manera más que correcta.

Sin embargo, como nos tiene acostumbrados DMM, este mosquetón tampoco cuenta con testigo de cierre, que nos permita visualizar de una manera rápida, en el caso del cierre manual, si este se encuentra cerrado o abierto.

El mosquetón con cierre manual, el que probamos, carece de testigo de  cierre
El mosquetón con cierre manual, el que probamos, carece de testigo de cierre

El gatillo, es fiable y robusto, y se cierra de una manera suave. 3 vueltas completas es lo que hemos necesitado para cerrarlo completamente, igual que con el resto de mosquetones de DMM.

Peso

Este mosquetón no se caracteriza por su bajo peso, 86 gramos, de hecho está entre los mosquetones más pesados de su categoría. No obstante, para escalada deportiva donde el peso no es tan importante, su uso con Gri-Gri u otros aseguradores de frenado asistido es imbatible. Es un gran mosquetón para su uso en escuelas o rocódromos, pero para utililizar en montaña otros mosquetones anti-giro podrían ser más recomendables, como el Rhino de DMM.

Loading...

Cargando datos...

¿Te ha resultado útil esta información?

AVISO: Este producto ha sido adquirido en una tienda, igual que puede hacerlo cualquier otra persona. El fabricante no ha influido en el resultado del análisis publicado.

Comentarios

    Loading...

    Cargando comentarios...

DMM Rhino VS DMM Ceros

DMM fabrica algunos de los mejores mosquetones que podemos encontrar actualmente en el mercado. Cuan...

hace 2 años