DMM Rhino

hace 2 años

VentajasVersátil, excelente cierre

InconvenientesNo funciona con bien con descendedores tipo Reverso

FabricanteDMM

CategoríaMosquetones con seguro

Actividades Escalada en pared, Alpinismo, Escalada en hielo

Peso 4.75

El Rhino de DMM es un de los mosquetones anti-giro más simples y versátiles de los que existen en el mercado, especialmente cuando lo utilizamos con aseguradores de frenado asistido como el Gri-Gri de Petzl o con aparatos con un orificio para su conexión al mosquetón, como el Shunt de Petzl.

Loading...

Cargando datos...

Los mosquetones están diseñados para tener su mayor resistencia cuando la carga se produce en la dirección del eje mayor, llegando a perder un 60% de resistencia cuando la carga se produce en otras direcciones. Es ahí cuando los mosquetones anti-giro cobran su importancia. Aunque ha habido numerosos intentos por parte de las marcas por desarrollar soluciones efectivas para prevenir estas cargas que pueden reducir la resistencia, DMM ha pensado en una ingeniosa y a la vez simple solución. Han añadido un pequeño cuerno al mosquetón, con el que evitan que los aparatos como el Gri-Gri se puedan desplazar de su emplazamiento óptimo. Además, DMM también tiene el mosquetón Ceros, que mejora el comportamiento como mosquetón anti-giro, sobre todo pensando en escalada deportiva.

El Rhino es un mosquetón HMS anti-giro que podremos utilizar como mosquetón normal y como anti-giro. Pero es con aparatos como el Gri-Gri como mejor funciona.
El Rhino es un mosquetón HMS anti-giro que podremos utilizar como mosquetón normal y como anti-giro. Pero es con aparatos como el Gri-Gri como mejor funciona.

Forjado en caliente, DMM fabrica este mosquetón con un perfil en forma de H salvo en la parte de paso de la cuerda, en la que el perfil es redondeado. Además han conseguido una impresionante resistencia de 27 kN con el gatillo cerrado, que se reduce a 9 kN cuando las cargas son en la dirección del eje menor.

Uso

El objetivo principal de este mosquetón es evitar que las cargas se puedan producir en el sentido más desfavorable para la resistencia del mosquetón, esto es en direcciones distintas a las del eje mayor y aunque es una solución simple y efectiva, hemos comprobado que como mejor funciona es con aparatos con orificio de conexión como el Gri-Gri de Petzl, ya que el cuerno que DMM ha colocado en este mosquetón evita que el aparato se pueda girar.

El cuerno evita que aparatos como el Gri-Gri se desplacen de su zona de trabajo óptima.
El cuerno evita que aparatos como el Gri-Gri se desplacen de su zona de trabajo óptima.

No obstante, como el sistema anti-giro de este mosquetón no está basado en un gatillo que evite el giro, con aseguradores-descendedores como el ATC o el Reverso, por nombrar dos ejemplos, este mosquetón no realizada su trabajo bien del todo ya que no evita que cuando pierden tensión se puedan descolocar. De hecho, en alguna ocasión, al liberar tensión del Reverso, el mosquetón se ha movido quedando en la zona del cuerno, con lo que al volver a tener tensión no era posible desplazarlo hasta su zona de trabajo correcta. Con aparatos con el orificio de diámetro un superior al cuerno, este mosquetón tampoco realiza su trabajo ya que llega a colarse por el orificio. El Rhino de DMM sólo es eficaz para evitar cargas transversales si se utiliza junto con un dispositivo que tenga un orificio pequeño que impida que se deslice hacia el eje mayor.

Al carecer de algún tipo de dispositivo que evite que el anillo ventral salga de su posición óptima, alguna vez nos ha pasado esto. Sin embargo, al recibir el tirón, en mosquetón acababa colocándose en su sitio.
Al carecer de algún tipo de dispositivo que evite que el anillo ventral salga de su posición óptima, alguna vez nos ha pasado esto. Sin embargo, al recibir el tirón, en mosquetón acababa colocándose en su sitio.

Sin embargo, cabe señalar que este mosquetón al no tener puertas, ni ganchos de bloqueo, ni otros extraños diseños, es más versátil como mosquetón todoterreno. A la vista es similar a cualquier otro mosquetón HMS, pero con un pequeño cuerno.

Cuando lo utilizamos con un asegurador-descendedor como el Reverso para asegurar a un primero de cuerda o para rapelar, la zona de contacto de la cuerda, a diferencia del resto del mosquetón es redondeada, esto hace más cómodo y suave el asegurar o rapelar. Además, seguramente también le dará más longevidad al mosquetón. En el extremo opuesto, DMM ha diseñado la parte en contacto con el arnés, ancha y recta, de manera que se orienta muy bien en el anillo ventral.

El Rhino es un mosquetón que podremos utilizar en montaña con el Reverso.
El Rhino es un mosquetón que podremos utilizar en montaña con el Reverso.

Por el diseño del cuerno, cuando tenemos un aparato en el mosquetón tenemos que tener cuidado al cogerlo y chaparlo en el arnés, al no poder girar el aparato en el mosquetón, este se queda cerca de la abertura, por lo que exige un poco de atención para no perderlo.

El mosquetón Rhino de DMM tiene el sistema Keylock, por lo que al no tener diente en el cierre, no se nos enganchará en la cuerda ni en el arnés cuando lo cojamos.

Aunque es un mosquetón muy versátil, si nuestro objetivo es utilizarlo para escalada deportiva y asegurar con un aparato de frenado asistido como el Gri-Gri de Petzl, el mosquetón Ceros de DMM, basado en este nos parece más recomendable.

Este mosquetón tiene una abertura de 20 mm y su zona de trabajo es amplia, trabajar con un ballestrinque o un nudo dinámico es cómodo y al ser esta zona curvada los nudos se centran a la perfección.

Cierre y seguridad

DMM fabrica el mosquetón Rhino con tres tipos de cierre: manual, automático con doble bloqueo (Kwiklock) y automático con triple bloqueo (Locksafe). Nosotros hemos probado el mosquetón automático con doble bloqueo y con bloqueo manual.

El Rhino tiene el sistema Keylock en el cierre, deschapar el mosquetón es cómodo y sencillo. El cierre automático (Kwiklock) funciona de manera suave.
El Rhino tiene el sistema Keylock en el cierre, deschapar el mosquetón es cómodo y sencillo. El cierre automático (Kwiklock) funciona de manera suave sin embargo en la verisón de cierre manual, carece de testigo de cierre.

Como en el resto de mosquetones de cierre manual, DMM no coloca ningún testigo de cierre, como el que Petzl tiene en sus mosquetones como el Attache. Este testigo nos informa, de una manera rápida y visual si el mosquetón está correctamente cerrado, sin embargo en este mosquetón de DMM no contamos con nigún testigo.

El gatillo de este mosquetón, está a la altura de la calidad a la que DMM nos tiene acostumbrados, es suave y cómodo de manipular. En la versión de cierre automático, este se abre sin dificultad, incluso con manos con guantes, igual que la versión de cierre manual, que también funciona con una gran suavidad. Para abrir el cierre manual, hemos necesitado 3 vueltas completas, está entre los moquetones en los que menos vueltas es necesario utilizar.

Peso

Este mosquetón no es pequeño, tampoco su peso. Con 73 g no está entre los mosquetones más pesados, pero tampoco entre los mosquetones HMS más ligeros, el Attache de Petzl pesa 56 g. Sin embargo su funcionalidad y versatilidad compensan con creces el aumento de peso.

Loading...

Cargando datos...

¿Te ha resultado útil esta información?

AVISO: Este producto ha sido adquirido en una tienda, igual que puede hacerlo cualquier otra persona. El fabricante no ha influido en el resultado del análisis publicado.

Comentarios

    Loading...

    Cargando comentarios...

DMM Rhino VS DMM Ceros

DMM fabrica algunos de los mejores mosquetones que podemos encontrar actualmente en el mercado. Cuan...

hace 2 años